El sindicato de jugadores y los dueños de equipos firmaron el martes el nuevo contrato colectivo en las Grandes Ligas, en el que se introducen nuevas medidas para promover la paridad competitiva y la postemporada se expande a diez equipos a partir de 2013.

El convenio, que tendrá una vigencia de cinco años, añade también la prueba sanguínea para la hormona de crecimiento humano y un incremento del salario mínimo a 480.000 dólares.

Su gran novedad es la inclusión de impuestos especiales por la contratación de jugadores del draft y agentes libres internacionales, que suelen ser acaparados por los clubes más ricos.

También modifica el gravamen especial, llamado de lujo, a los sueldos elevados y cambia la compensación para los equipos que pierdan a agentes libres.

Mientras la temporada de la NBA corre el riesgo de perderse por completo, el convenio en las Grandes Ligas garantiza 21 años consecutivos sin interrupciones tras la huelga de 1994-95.

"Nadie allá en los años 79, 80, principios de los 90, 1994, creería que tendríamos 21 años de paz laboral", dijo el comisionado Bud Selig.

El acuerdo, que aún debe ser ratificado por dueños y jugadores, es el primero desde que Michael Weiner reemplazó a Donald Fehr a la cabeza del sindicato el año pasado.

En el aspecto económico, el umbral del impuesto sobre la nómina quedará en 178 millones de dólares en cada una de las dos temporadas próximas, lo cual significa una fuerte presión sobre los equipos que gastan mucho dinero en jugadores, como los Yanquis, los Medias Rojas y los Filis, para que no desembolsen aún más. El umbral se eleva a 189 millones para 2014-2016.

Habrá una nueva "lotería de equilibrio competitivo" que les dará a los equipos pequeños algunas selecciones adicionales en el draft de aficionados.

Para la contratación internacional en países como la República Dominicana y Venezuela, habrá un impuesto sobre el lujo a partir de la temporada de contrataciones de julio 2012 a junio del 2013 en montos que superen los 2,9 millones de dólares.

El salario mínimo será de 500.000 dólares a partir de 2014.

En cuanto a los playoffs, habrá dos equipos adicionales a partir de 2012 o 2013, o sea 10 de los 30 equipos de béisbol participarán en la postemporada.

Los dos comodines de cada liga — los equipos que no ocupen el primer puesto y tengan los mejores récords — disputarán un partido de playoff y los ganadores avanzarán a las series divisionales.

El acuerdo requiere que los Astros de Houston pasen de la División Central de la Nacional al Oeste de la Americana en 2013, con lo cual habrá tres divisiones de cinco equipos en cada liga. Es el primer reajuste en las mayores desde que los Cerveceros de Milwaukee pasaron a la Nacional después de la temporada de 1997.

Otros aspectos en el convenio son:

— La proporción de peloteros con entre dos y tres años de servicio en las mayores y que podrán optar por el arbitraje salarial se incrementará de 17 a 22% a partir del 2013.

— Será obligatorio que los peloteros participen en el Juego de Estrellas a menos que estén lesionados o se les excuse por una causa de fuerza mayor.

— Se ampliará el uso de la repetición en video a la decisión de si una pelota cayó o no en territorio de foul, y a si un jugador realizó una atrapada, aunque la medida depende de que haya un acuerdo con los umpirtes.

— Quedará prohibido a peloteros, managers y coaches el masticar tabaco durante las entrevistas con la televisión o el portar productos relacionados cuando vistan la franela de su club.

— Los peloteros detenidos por conducir ebrios deberán someterse a una evaluación obligatoria.

— A partir del 2013, los bateadores comenzarán a usar los cascos mejorados que produce la empresa Rawlings.

— Los clubes podrán tener a 26 peloteros en activo para las dobles carteleras. Esta regla sólo será vigente si la doble función se notifica al club con 24 horas de anticipación, a fin de dar tiempo de convocar a alguien de las ligas menores.

Un análisis positivo de hormona de crecimiento humano derivará en una suspensión de 50 encuentros, la misma cantidad que se impondrá cuando una prueba de orina determine que el pelotero consumió alguna sustancia para mejorar su desempeño.

"Esto era muy importante para mí", dijo Selig. "Es realmente por el bien de todos".