La veterana ciclista francesa Jeannie Longo fue absuelta hoy de las acusaciones por dopaje, después de que la Federación de su país considerara que no podía considerarla positivo pese a haber contravenido tres veces las reglas de localización.

En un comunicado, la Federación Francesa de Ciclismo (FFF) estimó que una de las tres ocasiones en las que Longo no estaba localizable no puede ser considerada como un fallo de la ciclista, por lo que no puede ser considerada positiva.

La legislación antidopaje establece que un ciclista que falta tres veces a sus obligaciones de localización de los controladores antidopaje es considerado positivo.

La FFC señala que entre el segundo aviso a Longo y el tercero hubo un cambio legal que eximía a la veterana corredora de las obligaciones normales de localización.

Esa modificación hacía que Longo no figurara en la lista de ciclistas de alto nivel que tenían la obligación de estar localizados.

De esta forma Longo, de 53 años, no será sancionada con una suspensión de entre tres meses y dos años, tal y como indican los reglamentos antidopaje.

La ciclista se ha visto muy afectada por este asunto que ha empañado los últimos meses de una carrera brillante, en la que figura el oro olímpico de 1996 y trece campeonatos del mundo.