El primer ministro de Zimbabue, Morgan Tsvangirai, pagó 36.000 dólares, cantidad desorbitada en uno de los países más pobres del mundo, en una ceremonia tradicional para obtener el consentimiento para casarse con su novia dos años después de la muerte de su anterior mujer en un accidente de tráfico.

Según informó hoy el diario zimbabuense The Herald, la nueva mujer de Tsvangirai, Locadia Tembo, de 39 años, mantiene una estrecha relación con el partido político rival de su marido, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), puesto que su hermana es una de sus representantes en el Parlamento.

Unas 200 personas presenciaron el pago de la dote de 36.000 dólares, tradicionalmente conocida en el sur de África como "lobola", en un lujoso barrio residencial del norte de Harare.

"Nos consideramos muy afortunados y estamos muy contentos por los dos", dijo Felistas Tsine, una de los familiares de la novia. "Hay muchos parlamentarios, pero sólo un primer ministro", añadió.

El portavoz de Tsvangirai, Luke Tamborinyoka, sin embargo, negó la noticia, a pesar de que dos diarios independientes le dedicaran hoy su portada.

La nueva mujer de Tsvangirai es una adinerada agente de bolsa y su hermana parlamentaria del ZANU-PF, lo que según los medios creó inquietud entre los miembros del partido del primer ministro cuando la relación entre ambos se hizo pública el pasado mes de junio.

El MDC y el ZANU-PF, partidos rivales, formaron un Gobierno de unidad en febrero de 2009 presionados por la comunidad internacional tras la celebración de unas polémicas elecciones presidenciales y la posterior violencia postelectoral que sumió a Zimbabue en la peor crisis política, económica y social de su historia.