En lña imagen, el mandatario de Panamá, Ricardo Martinelli. EFE/Archivo