Miguel Cotto afirmó el martes que sólo peleará ante Antonio Margarito en Nueva York, un nuevo obstáculo en la tumultuosa antesala al combate del 3 de diciembre.

El campeón puertorriqueño hizo la afirmación durante una teleconferencia para darle publicidad al combate y fue obvio que sorprendió al promotor Bob Arum.

Margarito estaba a la espera de una decisión de la Comisión Atlética de Nueva York sobre si le otorga o no la licencia para pelear en el Madison Square Garden. La comisión ordenó que el púgil mexicano se sometiera a otro examen en el ojo en el que sufrió una fea herida cuando perdió ante Manny Pacquiao el año pasado.

Cotto fue enfático al señalar que no aceptará pelear con Margarito en otro lugar.

La empresa promotora Top Rank ha contemplado llevar el pleito al estado de Misisipí o a la ciudad de Denver, entre otros lugares.

"Yo firmé un contrato para pelear en el Madison Square Garden de Nueva York", afirmó Cotto. "Si la Comisión de Nueva York dice que Margarito no puede pelear, no me voy a presentar en ningún otro sitio".