Los profesionales liberales de Costa Rica, como ingenieros, médicos y abogados, evaden el pago de la renta por unos 126 millones de dólares anuales, reveló un estudio de la Contraloría General de la República.

Según el estudio, un 63% de los profesionales liberales dijo tener ingresos menores a los mil dólares mensuales, con lo que se evita pagar impuesto sobre la renta.

Por concepto de impuestos, el Estado recaudó en el 2010 de ese sector profesional alrededor de 30 millones de dólares, solo una quinta parte de lo proyectado en el estudio.

El análisis abarcó personas físicas y jurídicas que se dedican a la medicina, la odontología, la veterinaria, el derecho, la ingeniería, arquitectura, contabilidad de informática, entre otros.

La Contraloría ordenó a la Dirección General de Tributación que "implante controles automatizados y los mecanismos de control cruzado con otras entidades, para determinar la capacidad de los contribuyentes".

El estudio fue dado a conocer en momentos en que se debate en el Congreso un paquete de impuestos, que es rechazado por sindicatos y cámaras empresariales, así como un sector de la oposición política.

El plan de impuestos fue pactado entre el oficialista Partido Liberación Nacional (PLN) y el Partido Acción Ciudadana (PAC), principal de oposición.