Centroamérica y México firmaron hoy en San Salvador el Tratado de Libre Comercio (TLC) único que fusiona los acuerdos independientes suscritos entre los países de la región y esa nación del norte.

El nuevo instrumento, cuya negociación empezó en 2008 y concluyó hace un mes en la capital salvadoreña, unifica los TLC que México mantenía con Costa Rica desde 1995, Nicaragua desde 1998 y con el grupo CA-3 (Honduras, El Salvador y Guatemala), desde 2001.

El secretario (ministro) de Economía de México, Bruno Ferrari, firmó el TLC único con sus homólogos de Economía de El Salvador, Héctor Dada; Industria y Comercio de Honduras, Francisco Zelaya, y Comercio Exterior de Costa Rica, Anabel González.

También suscribieron el documento los viceministros de Economía de Guatemala, Raúl Trejo, y de Fomento, Industria y Comercio de Nicaragua, Orlando Solórzano.

Los cancilleres de México y El Salvador, Patricia Espinosa y Hugo Martínez, respectivamente, firmaron el TLC como testigos de honor, en un acto celebrado en un hotel de San Salvador.

Espinosa destacó que con la unificación del TLC se logró "uno de los objetivos más ambiciosos" del proceso de integración entre su país y Centroamérica, enmarcado en el Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla.

Martínez indicó que el TLC vendrá a darle "un nuevo dinamismo a los flujos comerciales" entre ambas partes.

Dada reafirmó que el acuerdo "permitirá un mayor intercambio del comercio en ambas vías" e incidirá en "una mayor integración con México", y dijo esperar que los respectivos parlamentos lo ratifiquen "a la mayor velocidad posible" para que entre en vigor.

"Para México, este tratado es de gran trascendencia porque una de nuestras prioridades estratégicas es acercarnos cada vez más a Latinoamérica, pues se trata de un mercado natural y en crecimiento para los bienes y servicios mexicanos", señaló el titular mexicano de Economía.

Ferrari recalcó que para su país es "particularmente importante fortalecer" sus lazos "con Centroamérica, no sólo por su cercanía geográfica y la afinidad cultural", sino también "por su atractivo potencial de crecimiento".

"En los últimos 10 años, el comercio bilateral entre México y los cinco países centroamericanos se ha multiplicado 3,6 veces, para alcanzar 6.554 millones de dólares en 2010", agregó.

Esta es "una tendencia al alza que estamos seguros se reforzará con el tratado" único, aseveró el funcionario mexicano.