Zlatan Ibrahimovic no lo niega: está entusiasmado con volver a enfrentar a su ex equipo.

Eso se hará realidad el miércoles, cuando el Milan enfrente al Barcelona en un choque de la Liga de Campeones que debe definir cuál de los dos saldrá primero en el Grupo H.

Por culpa de una lesión de último momento, el delantero sueco se perdió la primera fecha del torneo, cuando su Milan sacó un empate 2-2 de visita al Barcelona.

Pero ahora está sano para actuar en el estadio San Siro.

"Había estado esperando ese partido", dijo Ibrahimovic. "Quedé decepcionado por perdérmelo, pero enfrentar a mi ex club no tiene nada de rencilla personal. Claro que es emotivo, es un partido importantísimo, pero al final de cuentas será como cualquier otro. No hay que darle más bombo".

Ibrahimovic apenas estuvo una temporada con el conjunto español, luego de ser transferido en 2009 en el publicitado trueque por Samuel Eto'o. Anotó 16 goles en la liga española, pero nunca se adaptó al estilo de juego azulgrana.

"Vamos a enfrentar al mejor equipo del mundo, de eso no cabe duda alguna", dijo Ibrahimovic. "Eso lo sabía cuando me fui".

"Pero, para mí y las demás partes involucradas, la mejor solución era irme. Y los resultados indican que así lo fue", añadió.

Ibrahimovic acaba de publicar su autobiografía en la que criticó duramente a Pep Guardiola, el técnico del Barsa, reprochándole el que no hubiese podido consolidarse en España.

El martes, Guardiola restó importancia a las diferencias y aseguró que no tendrá problema en saludar a Ibrahimovic.

"Si me lo encuentro seré espontáneo y lo saludaré", dijo Guardiola. "Además, tengo que decir que nos ayudó muchísimo en la liga (española) que ganamos con 99 puntos, nos llevó a semifinales de 'Champions', y tiene una trayectoria importante sobre todo en Italia. Es un jugador formidable".

"Yo no tengo ni un problema con el señor Ibrahimovic. Naturalidad, no haremos una rueda de prensa para que nos hagan 500 fotos dándonos la mano. Si nos encontramos nos saludaremos y ya está", añadió.

Ambos equipos ya se clasificaron a los octavos de final y lo que está en juego en la penúltima fecha del Grupo H es el cuál de los dos terminará primero en la llave. Barcelona encabeza la tabla con diez puntos, dos más que el Milan.