Los mercados bursátiles en todo el mundo caían el miércoles al emerger mayor evidencia de que la economía mundial se está deteriorando con mucha rapidez y que la eurozona podría precipitarse a una recesión al extenderse la crisis de deuda que muestra alarmantes señales de contagio a las economías más grandes, como Italia y España.

Después de conocerse las cifras del martes que mostraban un ligero crecimiento de la economía de Estados Unidos menor al anticipado en el tercer trimestre, las malas noticias se acumulaban para los inversionistas. Asimismo el descenso sufrido por la economía de China por su sector manufacturero ha contribuido que el sentimiento predominante en los mercados bursátiles sea de baja.

En Europa, el índice FTSE 100 de Gran Bretaña perdía 0,6% a 5.176 puntos mientras que el DAX de Alemania bajaba 0,4% a 5.516. El CAC-40 de Francia descendía 0,5% a 2.857.

Wall Street se encaminaba a una apertura con pérdidas en su última día de actividad antes del feriado del Día de Acción de Gracias. El Dow a térmno bajaba 1% a 11.136 puntos mientras que el Standard & Poor's 500 bajaba 1% a 1.170.

El petróleo de referencia perdía 2 dólares a 96,01 dólares por barril, mientras el dólar se fortalecía frente al euro y el yen japonés.

El Hang Seng de Hong Kong bajó 2,1% a 17.864,43 puntos. El Kospi de Corea del Sur perdió 2,4% a 1.783,10 y el australiano S&P/ASX 200 retrocedió 2% a 4.051. En China, el índice compuesto Shanghai cayó 0,7% a 2.395,07, en su sexta sesión de pérdidas.

Los mercados japoneses permanecieron cerrados debido a un feriado nacional.

Wall Street cerró con pérdidas el martes después de que un reporte del gobierno mostró que la economía estadounidense creció a una tasa de 2% anual de julio a septiembre, comparado con un estimado inicial de 2,5%. Los economistas esperaban que la cifra se quedara sin cambios.

El índice industrial Dow Jones perdió 0,5% para cerrar en 11.493,72 unidades. El índice Standard & Poor's 500 bajó 0,4% a 1.188,04. El índice compuesto Nasdaq cayó 0,1% a 2.521,28.

Jackson Wong, vicepresidente de Valores Tanrich en Hong Kong, dijo que el sentimiento del mercado también se deprimió por una lectura preliminar del índice de HSBC de manufactura de China, que cayó de 51 puntos en octubre a 48 puntos en noviembre. Fue la mayor caída de la producción manufacturera desde marzo de 2009. Cualquier lectura por debajo de 50 indica contracción respecto del mes anterior.

"El mercado está a la espera de algún tipo de catalizador de precios para recuperarse. De lo contrario, seguirá la tendencia a la baja hasta que algo suceda", dijo Wong.

En tanto, un incremento en los costos del crédito para España renovó las preocupaciones sobre la crisis de la deuda de Europa. Tasas más altas indican que los inversionistas dudan que el país pueda poner bajo control su presupuesto a pesar del nuevo gobierno que llegó al poder esta semana.