La gobernadora de Arizona Jan Brewer instó a la Corte Suprema de Estados Unidos a escuchar el caso referente a la ley de inmigración del estado.

La oficina de Brewer presentó el martes una contestación al máximo tribunal del país con respecto a la petición de Arizona por una orden de avocación en el litigio sobre la ley SB1070 iniciado por el gobierno federal.

En agosto, Brewer solicitó a la Corte Suprema que revisara y levantara un interdicto que bloqueó cláusulas cruciales de la dura ley de inmigración para impedir su ejecución.

El gobierno federal pidió entonces que esa instancia rechazara la solicitud de Arizona y que el interdicto siguiera vigente.

Brewer dice que "la inmigración ilegal no es sólo un problema de Arizona, es un problema de Estados Unidos".

Ella ha señalado que otros estados como Carolina del Sur, Alabama, Georgia y Utah han seguido la iniciativa de Arizona al adoptar legislaciones semejantes a la SB1070.