Miles de fanáticos costarricenses y de otros países de Centroamérica vieron en la madrugada de hoy su sueño cumplido tras 20 años de espera cuando Pearl Jam subió al escenario en San José y Eddie Vedder entonó "Go", su primera canción cantada en vivo en el istmo centroamericano.

El Estadio Nacional de Costa Rica estalló en aplausos y gritos hasta la madrugada de hoy, pues los legendarios rockeros de Seattle tocaron para los "ticos" por más de dos horas y media, en las que hicieron un completo repaso por su carrera de dos décadas.

En su primer concierto en Centroamérica y su penúltima presentación en Latinoamérica por la gira Pearl Jam 20, Vedder leyó un cálido saludo en español con el que se echó el público al bolsillo.

"Estamos muy felices de estar aquí hoy. Dejamos lo mejor para el final. No sabemos por qué nunca habíamos venido a Costa Rica", expresó el líder de la banda y recibió ovaciones del público, en el que habían no solo costarricenses, sino fanáticos de Nicaragua, Guatemala, Panamá y Honduras.

Las notas de "Animal", "Corduroy" y "Given to fly" siguieron calentando una noche de ensueño para lo amantes del grunge, pero el primer momento cúspide llegó con el clásico "Jeremy", que puso a saltar al estadio entero y a corear los inconfundibles gritos de Vedder.

Pearl Jam no se guardó nada y para pasada la media noche ya había recorrido su legendario álbum "Ten" (1991) con temas como "Even Flow", "Black", "Once", "Why go", "Alive" y "Release", además de éxitos como "Daughter", "Better man" y "Last Kiss".

Los centroamericanos fanáticos del grunge vivieron su noche de ensueño y tanto Vedder como su cuarteto -Jeff Ament al bajo, Stone Gossard a la guitarra, Matt Cameron a la batería y Mike McCready también a la guitarra-, se dieron por completo a un público que llevaba dos décadas esperando por ellos.

La espera valió la pena, eran las palabras que se escuchaban por todo el estadio, cuando las luces se encendieron de nuevo y Pearl Jam se despidió del país y de Centroamérica.