Al menos 18 supuestos insurgentes talibanes han muerto en una operación de las tropas afganas e internacionales aún en marcha en el este de Afganistán, afirmó hoy a Efe una fuente oficial provincial.

La operación comenzó ayer en el distrito de Kamdesh, de la provincia oriental de Nuristán, y hasta el momento han muerto dieciocho insurgentes, entre ellos "seis cabecillas", dijo a Efe el gobernador de la provincia, Jamaludín Badr.

Las fuerzas también descubrieron armas y municiones en la operación, que según Badr todavía está en marcha.

Nuristán, colindante con Pakistán, es una de las provincias afganas donde más intensa es la actividad de los insurgentes, que han ampliado sus actividades por todo el país en los últimos años.

Los talibanes luchan por lograr la retirada inmediata de las tropas internacionales desplegadas en el país y derrocar al Gobierno afgano, encabezado por el presidente Hamid Karzai.

Cada año mueren en Afganistán varios miles de personas víctimas de la violencia.