Más de 400 empresarios chinos y 600 latinoamericanos se reúnen desde este lunes en la capital peruana en busca de ampliar sus horizontes de comercio e inversión.

Se trata de la V Cumbre Empresarial China-América Latina que se desarrollará hasta el martes y en la que se abordan las tendencias del comercio internacional y sus implicaciones para China y América Latina, así como las oportunidades que la región ofrece a empresarios chinos.

Asisten representantes de firmas de sectores como energía, minería, manufactura, turismo, infraestructura, agro y banca que participarán en 100 mesas de negocios, seminarios o foros y una exhibición de productos.

Al inaugurar el evento, el presidente Ollanta Humala exhortó a los países de la región a no limitarse a exportar materias primas a China sino a "dar un paso más en el proceso de industrialización" dando valor agregado a sus productos de exportación.

"Hoy día estamos inaugurando la quinta cumbre empresarial de América Latina con China. Es fundamental porque China, como ya hemos venido diciendo, se ha convertido en un socio estratégico para el Perú. Además, somos como latinoamericanos una de las regiones más dinámicas hoy día en la economía mundial", dijo Humala en su discurso.

Asimismo, el mandatario resaltó la importancia de masificar el idioma chino en Latinoamérica, así como el español en China a mediano y largo plazo.

Según cifras proporcionadas por los organizadores del evento, las inversiones chinas en América Latina estimadas para 2011 llegarán a 22.700 millones de dólares, y son Brasil, Argentina y Perú los países que más inversión china directa reciben.

En los últimos cinco años, las exportaciones de Latinoamérica a China crecieron 168%, siendo Brasil, Chile y México los principales exportadores, en tanto que los mayores importadores de productos chinos son Paraguay, Perú, Chile, Brasil y Argentina.