Un explosivo activado a control remoto estalló el lunes en el violento sur de Tailandia e hirió a nueve personas, entre ellas tres monjes, informó la policía.

El teniente de policía Fahamee Hengpiya dijo que los monjes recababan donativos al momento en que una bomba oculta en una maceta en la acera detonó el lunes por la mañana.

Entre los heridos se encuentran tres policías que escoltaban a los monjes y tres hombres de edad avanzada que se encontraban cerca del lugar de la explosión.

Narathiwat, Yala, Pattani y zonas de las provincias de Songkla son las únicas áreas de mayoría musulmana en Tailandia, un país predominantemente budista. Cerca de 5.000 personas han muerto desde que la insurgencia islámica estalló en la región en 2004.

Los monjes budistas han sido blancos de ataques con frecuencia, lo que ha generado que las autoridades asignen escoltas policiacas para los monjes en las colectas de donativos que realizan por las mañanas.