La prima de riesgo de España subía a media mañana hasta 464 puntos básicos, 23 más que la víspera, ajena al contundente resultado de las elecciones celebradas ayer y afectada por las dificultades para resolver la crisis de la deuda soberana de la zona del euro.

El diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, que mide el riesgo país, se ensanchaba a esta hora debido al repunte en el rendimiento del bono hispano, que alcanzaba el 6,5 %, y al recorte en la rentabilidad del bono germano, que caía por debajo del 1,9 %.

La sólida victoria lograda por el PP en las elecciones generales, que le permitirá gobernar con mayoría absoluta, pasaba a segundo plano ante los frentes que tiene abiertos la zona del euro.

La prima de riesgo de España no era la única que subía a esta hora, ya que una advertencia de la agencia de medición de riesgos Moody's a Francia y la actitud del ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, respecto a su sucesor, presionaban también al alza el riesgo país de Italia (482 puntos básicos) y Francia (165 puntos básicos).

Entre los elementos que afectan negativamente los mercados del Viejo Continente los expertos citan también el más que probable fracaso del "supercomité" encargado de reducir el déficit de Estados Unidos en 1,2 billones de dólares en la próxima década.

La imposibilidad para llegar a un acuerdo devuelve la incertidumbre económica a Washington y subraya el enfrentamiento entre republicanos y demócratas en el Congreso.

Sin embargo, a este lado del Atlántico son otras las prioridades del mercado.

En concreto, tal y como señala el departamento de análisis de Bankinter, la propuesta de integración y emisión de eurobonos, que cuenta con la frontal oposición de Alemania y cuyos detalles se conocerán el miércoles.

En segundo plano, Bankinter sitúa la solidez y credibilidad de los primeros mensajes que lance el equipo económico de Mariano Rajoy, ya que sobre la victoria del PP el mercado no albergaba duda alguna.

Con más detalle, el estratega de Citi José Luis Martínez Campuzano introduce otros elementos, como la advertencia hecha por el ex primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, a su sucesor, Mario Monti, sobre la "fragilidad del nuevo Ejecutivo si va más allá de las medidas propuestas antes por su propio Gobierno".

También se refiere a la advertencia hecha hoy por la agencia de medición de riesgos Moody's a Francia, a la que podría rebajar su nota si persisten las malas perspectivas económicas.

En opinión de Martínez Campuzano, tanto los eurobonos como el apoyo del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera o del FMI son "instrumentos válidos para un debate intelectual pero están lejos de ser un instrumento definitivo contra la especulación".

Al tiempo que las primas de riesgo se ensanchaban, las principales Bolsas europeas sufrían descensos en torno al 2 % en Fráncfort, Londres, París, Milán y Madrid.