El primer ministro libio interino, Abderrahim al Kib, aseguró hoy que el nuevo gobierno de transición será anunciado mañana, martes, un día antes de que se cumpla el plazo legal para su formación.

En una rueda de prensa celebrada en Trípoli junto a la representante permanente de Estados Unidos en la ONU, Susane Rice, al Kib explicó que había hecho todo lo posible para constituir "un buen equipo que vele por los intereses del pueblo libio".

El responsable libio ha sostenido que su país dispone de las capacidades necesarias y que ha llegado la hora de construir el país.

"La persona adecuada será colocada en el lugar que le corresponde, lo que no ha ocurrido en los últimos 42 años", ha dicho.

Según el anuncio constitucional elaborado por las autoridades libias, el gobierno de transición debe anunciarse en un plazo de treinta días después del anunció oficial de la liberación del país, que tuvo lugar el pasado 23 de octubre.

Por su parte, Rice ha declarado sentirse "orgullosa" por el papel "esencial" desempeñado por EEUU en apoyo de la sublevación libia y ha señalado que apoya a las nuevas autoridades en la reconciliación y en el "respeto de la ley".

Asimismo, la enviada estadounidense ha indicado que ha hablado con las autoridades del Consejo Nacional de Transición libio (CNT) sobre el papel del gobierno de transición.

Rice agregó que había solicitado al CNT la edificación de un sistema político basado "en el respeto de los derechos humanos".

Entre los temas tratados, también ha comentado que se trató sobre la posibilidad de integrar a las milicias armadas que participaron en el conflicto armado que acabó con el régimen libio en las filas de las fuerzas de seguridad.

Finalmente, instó a la ONU a que juegue "un gran papel para apoyar el envío de ayuda humanitaria al pueblo libio y para ayudar en la organización de las elecciones", previstas para dentro de siete meses.