El Málaga, con goles de Isco y Álvaro en propia puerta y Seba Fernández, se impuso a un Racing que dio muchas facilidades en defensa y que, con el marcador en contra también mostró su falta de recursos en ataque.

El Sardinero registró una entrada aún más pobre que la de jornadas anteriores, por jugar en lunes, para ver un encuentro en el que la principal novedad del Racing era la presencia de Munitis en punta, junto al marfileño Koné; mientras que en el Málaga destacaba la ausencia del lesionado Joaquín, suplido por el uruguayo Seba Fernández.

Al Racing le faltó puntería en los tres primeros minutos, en los que dispuso de dos claras ocasiones. Primero Adrián cabeceó blando, sólo ante Willy, quizá pensando en que se encontraba en fuera de juego; y, en el consiguiente saque de esquina, Álvaro remató raso para que un defensa despejara sobre la línea de gol.

El Málaga no tardó en sacudirse el dominio inicial del Racing, pero sin llegar a inquietar la portería de Toño. Los cántabros se defendían con orden y, por su banda derecha, encontraban pasillo para entrar con peligro, como en una internada de Arana, hasta línea de fondo, con pase horizontal al que a punto estuvo de llegar Munitis.

Según fue transcurriendo la primera parte, el Racing, que había empezado con sus líneas adelantadas presionando sobre la posesión de balón del Málaga, fue replegándose perdiendo el control del centro del campo.

La mejor ocasión del Málaga, al margen de dos disparos de Rondón que no encontraron puerta, la tuvo Mathijsen, cuando peinó una falta botada por Cazorla, que despejó a una mano Toño evitando que el esférico entrara ajustado al larguero.

Y aún más clara fue la que marró Rondón, quien dentro del área pequeña, libre de marca, marcó mal los tiempos al saltar para rematar de cabeza echando el balón fuera.

Tras el descanso, el Racing se durmió en defensa. Torrejón no acertó a despejar y Seba Fernández sirvió para que Rondón fallara sólo ante Toño, pero el balón quedó muerto en el área pequeña e Isco marcó desde el suelo.

Para dar más profundidad al equipo Héctor Cúper sentó al lateral Christian, retrasó a Cisma y recurrió por primera vez en la temporada al interior Luque, uno de los destacados en la recta final de la pasada temporada, que aún no había disputado de minutos.

De nada sirvió el cambio, porque después de que Toño se luciera a disparo de Seba Fernández, el Málaga marcó su segundo gol en una desafortunada acción de la defensa cántabra. Cazorla colgó una falta al punto de penalti, que no entrañaba peligro, pero tocó en la pierna de Álvaro y el balón se introdujo mansamente en la portería.

El Racing no tardó en meterse en el partido, con una contra iniciada por Luque y conducida por Christian Stuani, para acabar cediendo sobre la entrada de Arana, que marcó de tiro raso y cruzado.

El gol animó a los cántabros que se prodigaron en ataque, con más corazón que cabeza, hasta que Van Nistelroy dio un brillante pase que remató Seba Fernández, según entraba en carrera, ante el que nada pudo hacer Toño para evitar el tercer y definitivo tanto del cuadro andaluz.

- ficha técnica

1.- Racing de Santander: Toño; Francis, Álvaro, Torrejón, Christian (Luque, min 60); Arana, Diop, Adrián, Cisma; Munitis y Koné (Stuani, min 46).

3.- Málaga: Willy; Jesús Gámez (Sergio Sánchez, min 84), Demichelis, Mathijsen, Monreal; Cazorla, Toulalan, Duda (Maresca, min 74), Isco; Seba Fernández; y Rondón.

Goles: 0-1, min 48. Isco. 0-2, min 65, Alvaro, en propia puerta. 1-2, min 70. Arana.

Árbitro: Eduardo Iturralde González (comité vasco). Mostró cartulinas amarillas a Arana y Álvaro por el Racing y a Toulalan y Duda por el Málaga.

Incidencias: partido de la decimotercera ornada de la Liga de Primera División, disputado en los Campos de Sport de El Sardinero ante unos 8.000 espectadores.

Raúl González Rumayor