El francés David Trezeguet, campeón de la Copa del Mundo, dio por terminado su contrato de un año con el club Baniyas, de Emiratos Arabes Unidos, debido a una lesión muscular que lo marginó casi la mayor parte de la temporada.

Según la edición dominical del periódico Sport360, el delantero de 34 años dispuso poner fin a su compromiso con el equipo porque no podía rendir lo que se esperaba de él, una de las contrataciones más importantes de la liga durante el receso.

El entrenador interino del equipo, Sale al-Orfi, elogió la honestidad de Trezeguet y destacó que el jugador pudo quedarse callado y continuar cobrando su cheque. Trezeguet, quien ha jugado para Mónaco, Juventus y el Hércules de España, sólo disputó el primer partido de la liga del club y un encuentro de la Copa Etisalat.

Trezeget integró la selección francesa que conquistó la Copa del Mundo en 1998 y la Eurocopa dos años después, así como el conjunto que perdió la final de la Copa del Mundo ante Italia hace cinco años. El delantero causó baja en la selección francesa en 2008.

Se desconoce si Trezeguet se retirará del fútbol o si contempla integrarse a otro equipo en caso de que se recupere.

El fútbol del Golfo Pérsico es un destino popular para jugadores veteranos como Trezeguet, quien se encuentra en el ocaso de su carrera.

Los equipos pagan sumas generosas — en el caso de Trezeguet 1,7 millones de euros (2,4 millones de dólares) — en una especie de apuesta, en la que esperan que el interés que genera la contratación reditúe más que el posible riesgo de una lesión.

El ex capitán de la selección italiana Fabio Cannavaro fue obligado a adelantar su retiro este año, a la mitad de un acuerdo de dos temporadas con el equipo Al Alhi de Dubai. El defensor, de 38 años, determinó que su rodilla no resistiría más esfuerzos.