Yelp, un popular cibersitio de críticas a negocios y servicios, confía en que los inversionistas la calificarán con cinco estrellas mientras trata de recaudar 100 millones de dólares durante su Oferta Pública Inicial.

Yelp presentó sus planes la semana pasada en un documento ante la Comisión de Valores (SEC) de Estados Unidos.

La cantidad de dinero que Yelp pretende recaudar con su OPI quizá cambie porque los banqueros que intervienen en la colocación determinarán cuántas acciones deberán venderse y a qué precio. El proceso por lo general tarda tres o cuatro semanas.

Yelp, con oficinas centrales en San Francisco, es conocida por hospedar críticas a restaurantes, bares y otras empresas. La firma dijo en su documento que registró pérdidas de 7,6 millones de dólares, o 13 centavos por acción, e ingresos por 58,4 millones de dólares en los primeros nueve meses de 2011.

Lo anterior se compara con una pérdida de 8,6 millones de dólares, o 16 centavos por acción, en igual periodo de 2010, con ingresos de 32,5 millones de dólares. La mayoría de los ingresos de Yelp provienen de los espacios de publicidad que contratan empresas locales en la página de la firma.

La compañía tiene deudas por 32,1 millones de dólares así como efectivo y activos convertibles en líquido por 23,1 millones de dólares, dijo Yelp en su documento de inscripción.

De acuerdo con sus planes, Yelp destinará los recursos de la OPI a varios fines, como ventas y comercialización, inversiones de capital y capital de trabajo.

Yelp no es una empresa nueva en el mundo de internet. Jeremy Soppelman y Russel Simmons fundaron la compañía en 2004 para que los consumidores difundieran sus opiniones sobre diversas firmas locales y las descubrieran en una amplia gama de actividades.

Los establecimientos de los que es habla en Yelp incluyen desde bufetes en los que el comensal come todo lo que quiera hasta operadores de tirolesas en recorridos turísticos.