El jardín infantil que operaba un autobús que se estrelló la semana pasada y causó la muerte de 19 niños cerró y una nueva escuela se abrirá en el mismo lugar, dijeron autoridades chinas.

El maestro de los alumnos y el conductor también fallecieron en el choque del miércoles contra un camión al noroeste de la provincia de Gansu.

El bus era originalmente una furgoneta con capacidad para nueve pasajeros, pero transportaba más de 60 niños. Los otros 43 pequeños a bordo resultaron heridos.

El accidente ocurrió en una zona rural bajo jurisdicción del gobierno de la ciudad de Qingyang.

Según el comunicado, una nueva escuela se abrirá en el sitio del jardín infantil privado El Pequeño Doctor y tendrá un bus de 45 puestos donado por una compañía petrolera.

La agencia estatal de noticias Xinhua informó el domingo que el nuevo jardín infantil abriría el lunes.