El primer museo dedicado al Holocausto de Brasil fue inaugurado hoy en la ciudad sureña de Curitiba (Paraná), informaron los responsables de la institución.

El centro, impulsado por la asociación judía Casa de Cultura Beit Yaacov, expone documentos, fotografías y objetos históricos de la época de la Segunda Guerra Mundial.

Destaca entre el acervo una pieza cedida por el Yad Vashem, museo del Holocausto de Jerusalén: un fragmento de una tora quemada en la Noche de los Cristales Rotos, el 9 de noviembre de 1938, fecha en la que los nazis incendiaron sinagogas por toda Alemania.

Una sala está dedicada a la proyección de vídeos con declaraciones de quince supervivientes de los campos de concentración que actualmente residen en el estado brasileño de Paraná.

El principal objetivo de los organizadores es que el nuevo museo desempeñe una función pedagógica para que no se olvide el genocidio de judíos perpetrado por el régimen nazi.

El centro recorre el periodo previo al estallido de la guerra, muestra las condiciones de vida en los guetos y los campos de concentración y explica las rutas de la emigración que usaron los judíos para abandonar Alemania después del conflicto.

A pesar de que la inauguración se realizó hoy, el museo no abrirá sus puertas al público hasta el 12 de febrero del año entrante, porque todavía están en obras el área administrativa y la sala de documentación, según informaron los responsables del centro en su página web.