El holandés Guus Hiddink, que acaba de dejar el cargo de seleccionador turco, elogió hoy el proyecto del Anzhí de Majachkalá, club ruso en el que militan el brasileño Roberto Carlos y el camerunés Samuel Eto'o.

"Es un proyecto prestigioso y muy bonito. He oído que no se trata sólo del fútbol. Es algo bueno para la región (república norcaucásica de Daguestán), que aún sigue viviendo en la pobreza", dijo Hiddink al canal de televisión ruso en inglés Russia Today.

Hiddink añadió: "Tengo un gran cariño a Rusia y mantengo frecuente contacto con muchos rusos, pero no sé qué es lo que deparará el futuro".

"Necesito tiempo para tomarme un respiro y pensar qué hará después. Tengo 65 años y podría retirarme, pero tengo suficiente energía para seguir adelante", dijo.

Según la prensa rusa, el dueño del Anzhí, Suleimán Kerímov, estaría dispuesto a tirar de nuevo la casa por la ventana para contratar a Hiddink, quien también suena como director deportivo del Chelsea, al que entrenó brevemente en 2009.

Hiddink está sin equipo desde que dejara hace unos días Turquía, cuya selección fue eliminada con rotundidad por Croacia en la repesca para la Eurocopa.

Curiosamente, el técnico holandés ya coincidió con Roberto Carlos y con Eto'o en el Real Madrid entre julio de 1998 y febrero de 1999, breve período durante el que le dio tiempo a alzarse con la Copa Intercontinental.

El actual técnico del Anzhí es el joven Andréi Gordéev, que sustituyó al destituido Gadzhí Gadzhíev, mientras Roberto Carlos colgó provisionalmente las botas y ejerce de segundo entrenador.

Los aficionados del equipo daguestaní están a favor de contratar como técnico a Hiddink, que condujo a la selección rusa a las semifinales de la Eurocopa 2008.

El Anzhí arrancó el viernes un valioso empate en el terreno del líder, el Zenit, en el arranque de la segunda fase de la liga rusa, en la que es octavo a 13 puntos del primer clasificado.