El Juventus de Turín recuperó hoy el liderato de la Primera División (Serie A) de la Liga italiana de fútbol al vencer por 3-0 ante el Palermo y gracias a que el Udinese, hasta ahora primer clasificado, perdió por 2-0 ante el Parma.

En línea con su buen arranque de temporada, el equipo turinés, que esta campaña no juega competiciones europeas, vuelve al primer puesto de la tabla con 22 puntos, los mismos que Lazio, pero con un partido menos por el encuentro aplazado el pasado 6 de noviembre ante el Nápoles por la lluvia.

El Juventus protagonizó este domingo una muy buena primera parte, con un arranque impetuoso que consiguió frenar al Palermo, sin duda uno de los rivales más fuertes con los que se ha encontrado hasta ahora y actual quinto clasificado en la tabla de la Serie A.

Ese empuje de los turineses se vio recompensado en el minuto 20, con un tanto del italiano Simone Pepe, al que le siguió, ya poco después de reanudarse el partido, otro gol del también italiano Alessandro Matri.

El derroche de ganas del Juventus terminó de neutralizar al Palermo en la segunda mitad, en la que el italiano Claudio Marchisio marcó el tercer y definitivo tanto para los turineses.

El Udinese llegaba a esta duodécima jornada como líder en la tabla, con la aspiración de poner distancia con el Lazio, pero terminó defraudando las expectativas creadas, en un partido sin gran sustancia ante un rival, el Parma, "a priori" asequible.

Un tanto de cabeza marcado por el francés Jonathan Biabiany y otro de penalti del italiano Sebastian Giovinco bastaron al Parma para echar un importante jarro de agua fría sobre las aspiraciones del Udinese, que queda ahora por detrás de Juventus y Lazio, empatado a 21 puntos con el Milán.

En una jornada en la que los penaltis fueron una constante en la Liga italiana, el Siena-Atalanta, partido que vivió momentos de auténtica tensión entre jugadores de uno y otro equipo, registró hasta dos penas máximas materializadas, para terminar con un empate a 2.

Por parte del Siena, el italiano Gaetano d'Agostino fue el encargado de marcar el penalti, mientras que en el Atalanta el hombre-gol desde los once metros fue, una vez más, el argentino Germán Denis, actual máximo goleador del "calcio" con 9 tantos.

El argentino no se conformó solo con el gol de penalti y materializó un soberbio tanto de cabeza a los pocos minutos de reanudarse el partido, que terminó neutralizando instantes antes del final del encuentro el italiano Alessandro Gazzi para el Siena.

También penalti hubo en el Catania-Chievo, que concluyó con un 1 a 2 a favor de los norteños, gracias a la pena máxima materializada por el italiano Sergio Pellissier poco antes del descanso, y al tanto casi a puerta vacía del italiano Paolo Sammarco, frente al gol del argentino Sergio Almirón a favor de los sicilianos.

El Génova ganó por 1 a 0 al Novara gracias al gol del portugués Miguel Veloso, después de tener que jugar toda la segunda mitad con diez jugadores por la expulsión del defensa italiano Luca Antonelli.

En el partido adelantado de este domingo, en el que el Roma del técnico español Luis Enrique jugará el último encuentro ante el Lecce (19.45 GMT), el Cesena, farolillo rojo de la clasificación, consiguió imponerse por 1 a 0 ante el Bolonia, en lo que supone su primera victoria en partido liguero en lo que va de temporada.

El sábado, el Inter de Milán consiguió una importantísima victoria ante el Cagliari por 2 a 1, con goles del ítalo-brasileño Thiago Motta y del brasileño Philippe Coutinho, mientras que el Fiorentina-Milán y el Nápoles-Lazio terminaron con empate sin goles.