Decenas de manifestantes quemaron hoy neumáticos y cortaron las carreteras en la ciudad de Ramtha, en el norte de Jordania, cerca de la frontera con Siria, en protesta por la muerte de un detenido en condiciones poco claras.

Según informaron a Efe testigos, los manifestantes mostraron su disconformidad con el informe sobre las razones de la muerte de Najm Zoabi, de 20 años, que falleció cuando se encontraba arrestado en una comisaría el pasado miércoles en esa localidad situada a 90 kilómetros al norte de Ammán.

El informe inicial de la policía, que señaló que Zoabi se había suicidado con la ayuda de una sábana, levantó las primeras protestas el jueves, cuando el primer ministro Aun Jasawneh visitó a la familia de la víctima y prometió una investigación transparente sobre las razones reales de la muerte.

La comisión independiente de investigación hizo público el resultado de sus pesquisas y atribuyó el deceso a "asfixia", pero los manifestantes hoy reclamaron conocer qué la había motivado.

En sus protestas de hoy, los manifestantes aseguraron que el joven perdió la vida a consecuencia de la tortura infligida por los policías.