Jay Cutler lanzó el domingo para 286 yardas y dos touchdowns y los Bears de Chicago ganaron por quinto partido seguido al imponerse 31-20 a Philip Rivers y los Chargers de San Diego.

Chicago (7-3) continuó su notable recuperación al propinarle a los Chargers su quinta derrota consecutiva, la peor racha del equipo desde que empezó de 0-5 en 2003. Pero el partido no fue un paseo.

Rivers lanzó para 280 yardas y durante gran parte del partido, se mostró más como un quarterback merecedor del Pro Bowl que como el mariscal de campo que entregaba el balón con gran frecuencia. Sin embargo, sufrió dos intercepciones sobre el final que ayudaron a asegurar la victoria de Chicago.

Los Bears ganaban 31-20 cuando Antoine Cason devolvió una intercepción por 64 yardas hasta la yarda 20 de Chicago. Sin embargo, en lugar de un touchdown, Rivers coronó la marcha con un pase interceptado.