El fracaso de las conversaciones para reducir el déficit fiscal en Estados Unidos agravaron los temores de los mercados mundiales, ya preocupados por el futuro de la crisis de la deuda soberana en Europa, propiciando un nuevo desplome bursátil el lunes.

Se esperaba que una supercomisión especial del Congreso encargada de reducir el déficit admitiera su fracaso en la búsqueda de un acuerdo sobre la forma de mejorar las finanzas del gobierno, eliminando un déficit de 1,2 billones de dólares durante la próxima década.

El monto de recaudación en nuevos impuestos se ha constituido en el principal obstáculo en las negociaciones del panel bipartidista.

El fracaso de la comisión seguramente disparará recortes automáticos al gasto en todos los sectores por un billón de dólares durante nueve años. Los inversionistas temen que estos recortes sean contraproducentes para un crecimiento sostenido y la creación de empleos.

Los analistas consideran que cualquier intento del Congreso por desmantelar esos recortes pueda propiciar otra rebaja a la calificación crediticia de Estados Unidos.

El fracaso de las conversaciones volvió a atizar la impresión de los mercados de que los políticos — sean en Estados Unidos o Europa — a menudo son incapaces de adoptar medidas decisivas y necesarias para reducir sus deudas soberanas durante los periodos difíciles de desaceleración económica.

España se convirtió el domingo en la tercera nación europea en las últimas semanas — después de Grecia e Italia — que cambia gobierno debido al descontento que ha generado la crisis de la deuda.

Debido a los temores de los inversionistas a otra semana de pérdidas, los mercados accionarios registraron retrocesos graves.

En Europa, el FTSE 100 de Gran Bretaña se desplomó 2,6% y cerró en 5.222.60 puntos, mientras que el DAX de Alemania cayó 3,4% y terminó en 5.606 enteros. El CAC-40 de Francia retrocedió 3,4% y quedó en 2.894.94 unidades. El euro retrocedió 0,1% y cerró en 1,3505 dólares.

Alrededor del mediodía, Wall Street registraba un marcado descenso. El promedio industrial Dow Jones bajaba 2,6% a 11.487,71 puntos, mientras que el S&P 500 perdía 2,4% a 1.186,49 unidades.

Los mercados de Asia cerraron principalmente a la baja. El índice Nikkei 225 de Japón bajó 0,3% y terminó en 8.348,27 puntos, su cierre más bajo desde marzo de 2009, y el Hang Seng de Hong Kong perdió 1,4% y quedó en 18.225,85 enteros. El Kospi de Corea del Sur bajó 1% y cerró en 1.820,03 unidades. El S&P/ASX 200 de Australia descendió 0,3% a 4.163.

Las acciones en China tuvieron retrocesos marginales. El Indice Compuesto de Shanghai, de referencia, bajó menos de 0,1% y se ubicó en 2.415,13 enteros, su nivel más bajo en casi un mes.