Arsene Wenger indicó que tiene la sensación de que le queda poco tiempo como técnico de Arsenal.

El francés tomó las riendas del club inglés en 1996 y ha ganado tres títulos de la liga Premier, pero lleva seis años sin levantar un trofeo.

Wenger dijo en una entrevista publicada el sábado por la revista de L'Equipe que no cree que siga los pasos de Alex Ferguson, quien recientemente cumplió 25 años como timonel de Manchester United.

"No, lo mío es a corto plazo, eso es obvio", declaró.

Sin embargo, después del triunfo 2-1 sobre Norwich el sábado por la liga Premier, Wenger aseguró que está "completamente comprometido" con cumplir con los dos años que le restan a su contrato.

Wenger dijo que considera la temporada pasada como la más difícil de su carrera, tras perder la final de la Copa de Liga, ser eliminado por Barcelona en los octavos de final de la Liga de Campeones, y quedar fuera de carrera por el título en la Premier.

"Me mantuve fuerte y concentrado durante la tormenta", dijo. "Si tengo que reconocer un error, fue tratar de ganar todo. Jugamos 27 partidos entre noviembre y enero".

Algunos jugadores importantes como Cesc Fábregas, Samir Nasri y Gael Clichy se fueron después de la campaña, por lo que Wenger se vio obligado a reforzar el plantel justo antes del cierre del mercado de transferencias.

"Sé que criticaron mis fichajes", señaló. "Pero creo que fueron exitosos".