Gremios médicos y trabajadores de la salud finalizaron hoy un paro que ya cumplía más de un mes, tras lograr el compromiso del Gobierno de sacar del parlamento panameño un proyecto de ley que promovía alianzas entre el sector público y privado que, según los galenos, privatizaría la atención sanitaria.

"El paro se levanta desde las tres de la tarde de este día", dijo a los periodistas Julio Osorio, de la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal), luego de que los huelguistas y las autoridades firmaron el acuerdo que pone fin a la medida de presión.

Osorio indicó que el paro de labores concluyó ante el compromiso del Ejecutivo de echar para atrás el proyecto de ley 349 que crea la Asociación Público Privada (APP).

El paro se dio por la negativa de los diputados de la Asamblea Nacional a bajar del segundo al primer debate el proyecto de ley 349, que estaba a un paso de ser aprobado cuando el Parlamento entró en su periodo de vacaciones.

La huelga, liderada por unos 5.000 médicos de los hospitales de la Caja de Seguro Social (CSS) y del Ministerio de Salud (Minsa), presionó al Gobierno para que en la sesiones extraordinarias que tendrán los diputados, en diciembre próximo, sea retirada la ley.

Osorio dijo que además de este punto principal, en el acuerdo se reconoce la libertad sindical y gremial a los profesionales de la salud que, recordó, no estaban consignadas en documentos anteriores.

"Ahora se reconoce, ese es uno de los puntos más importantes", afirmó Osorio, quien aclaró, por otro lado, que "en ningún momento estuvo en la agenda de negociación el salario" de los médicos.

Añadió que otros puntos "más duros", como la restitución de médicos y funcionarios despedidos, seguirán negociándose en próximas reuniones en una comisión bilateral.

Por su parte, Fernando Cebamanos, miembro de la Comenenal, dijo a Efe que, además de los médicos, también se mantuvieron en huelga funcionarios administrativos de la CSS y diferentes asociaciones de profesionales y trabajadores de la salud, sumando aproximadamente entre todos unos 20.000.

Según datos oficiales de las autoridades de salud, durante el paro se perdieron más de 50.000 citas para atenciones médicas en la CSS y más de 4.000 en nosocomios del Ministerio de Salud.

Cebamanos explicó que este es un cálculo aritmético que se hace "sin que sea real, multiplicando el número de horas por el número de médicos por día", y que la cantidad de citas demandadas y que se perdieron puede estar entre las 30.000 y 35.000.

Todas estas citas "se van a reprogramar, sobre todo aquellas que sí son medibles como las cirugías y las citas de especialistas de mucha demanda, todo eso se tiene que recalcular para resolver esa mora", aseguró Cebamanos.

El pasado 29 de octubre, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) afirmó que el paro no se justifica porque el proyecto 349 "lejos de la privatización promueve la alianza contractual entre el sector público y privado y permite el desarrollo de grandes obras transformándose en ahorros significativos al Estado y al pueblo".