La policía egipcia se enfrentaba el domingo por segundo día en el sector céntrico de El Cairo con los manifestantes que exigían que los militares anuncien una fecha para la entrega del poder a un gobierno elegido.

La policía usaba gas lacrimógeno contra los miles de manifestantes dentro de la Plaza Tahrir y sus alrededores, que fue el lugar donde se realizaron los 18 días de protestas para derrocar al líder autoritario Hosni Mubarak en febrero. Los manifestantes lanzaban piedras a la policía.

Los enfrentamientos siguieron a un día de violencia en El Cairo y en otros lugares del país donde por lo menos dos personas murieron y cientos de heridos. Son los peores choques entre la policía y los manifestantes en meses.

Los choques han provocado tensión a menos de dos semanas del inicio de las primeras elecciones parlamentarias en el país, post Mubarak.