La "Loya Yirga" o asamblea tribal afgana concluyó hoy la reunión que ha celebrado durante cuatro días en Kabul con un apoyo a la propuesta del presidente afgano, Hamid Karzai, de suscribir una alianza militar de diez años con Estados Unidos.

Según fuentes oficiales, la propuesta fue aprobada por mayoría entre los más de 2.000 asistentes a la conferencia, aunque con ciertas condiciones, como la suspensión de las operaciones nocturnas de EEUU en busca de insurgentes, muy impopulares entre la población.

La propuesta incluye el establecimiento de bases militares de EEUU una vez concluya en 2014 la retirada de las tropas de la OTAN del país, y cuenta con el rechazo frontal de los talibanes, que pidieron a los participantes que no acudieran a la cita.

Karzai no necesita el apoyo expreso de la "Loya Yirga" para llevar adelante sus planes, pero convocó la asamblea tribal para reforzar su posición política ante una alianza estratégica con EEUU que además del rechazo insurgente suscita recelo entre los países vecinos.

La asamblea tribal afgana también respaldó el llamado "proceso de reconciliación nacional" que lleva a cabo Karzai para alcanzar mediante la negociación un acuerdo de paz con los talibanes, en una iniciativa que hasta ahora no se ha visto coronada por el éxito.