Brasil confirmó su hegemonía y superó las expectativas en las piscinas de los Juegos Parapanamericanos de Guadalajara 2011 con Daniel Dias, que conquistó nueve medallas de oro y rompió seis marcas.

Dias, nacido con una malformación congénita en los dos brazos y la pierna derecha, superó sus propias marcas e impuso seis récords parapanamericanos individuales en natación y uno como parte del equipo de relevos de su país.

Si la tendencia que ha mostrado continúa, Dias tendría asegurada hoy mismo su décima medalla dorada en la prueba de 200 metros libre.

Su hazaña, comparable solo con las ocho medallas de Michel Phelps en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, lo deja en la cumbre del paralimpismo y el deporte adaptado.

Su colega César Cielo destacó con cinco medallas de oro en los Juegos Panamericanos de Guadalajara.

Siempre con una sonrisa, Dias, de 23 años, demostró calidad tanto en los 50 metros libres como en los 200 metros combinados.

De sus nueve preseas, seis fueron en pruebas individuales y las restantes como parte del equipo de relevos de su país.

Su discapacidad no le ha impedido colocarse como uno de los atletas más prolíficos. Desde Río de Janeiro 2007, entonces con 19 años, sorprendió con una marca de ocho oros.

En los Paralímpicos de Pekín 2008 ganó cuatro medallas de oro, dos de plata y una de bronce. Superó así a su compatriota Clodoaldo Silva, que ganó seis de oro y una de plata en las piscinas de los Paralímpicos de Atenas 2004.

Ello le valió el 'Laureus' como mejor deportista discapacitado internacional del año 2009, premio considerado como una suerte de 'Oscar del deporte'. También el Comité Paralímpico de Brasil lo proclamó el mejor atleta entre el 2007 y el 2010.

Fuera de las piscinas Daniel toca la batería en una iglesia cristiana, instrumento que aprendió de niño.

Pese a ser un atleta de alto rendimiento, vive su vida "lo más normal posible", dijo a Efe.

Su historia de vida, lo ha llevado a dar conferencias a personas con y sin discapacidad. Las incita a superarse y a alcanzar sus metas sin importar cómo son.

Dias ya piensa en los paralímpicos de Londres 2012, en donde espera romper sus propias marcas.

"Espero mejorar. Aquí fueron récords parapanamericanos pero en Londres quiero sorprender al mundo y romper mi marca", declaró.

Dijo que su preparación no será muy diferente a su entrenamiento antes de venir a Guadalajara, que cumplió en el estado San Luis Potosí, a 1.900 metros de altitud.

"Lo único que me importa es ganar muchas medallas para Brasil", concluyó.