El presidente Rafael Correa reiteró el sábado el pedido de su gobierno a la comunidad internacional y a las empresas petroleras para que den su aporte económico a la iniciativa ambiental ecuatoriana Yasuní-ITT destinada a proteger la biodiversidad.

Durante su programa sabatino de radio y televisión "Diálogo con el presidente", Correa trató nuevamente esa iniciativa que busca evitar la explotación de las reservas petroleras bajo el parque Yasuní, en la amazonía ecuatoriana, y frenar la emisión de unos 410 millones de toneladas de carbono al ambiente.

El gobernante destacó que ha recibido respuestas de organizaciones civiles y ciudadanos en Europa y Estados Unidos, pero "nos faltan las grandes corporaciones, esas grandes petroleras que tanto han contaminado".

Añadió que así mismo deberían contribuir "los gobiernos de los países que han producido el calentamiento global ... los más ricos", acotó sin especificar nombres.

Afirmó que su gobierno continuará trabajando por el éxito de la propuesta "exigiendo corresponsabilidad internacional" para la preservación del ambiente y evitar así la explotación petrolera en la zona del Yasuní, calificada como reserva de biosfera mundial.

Ivonne Baki, presidenta de la comisión que promociona la propuesta, dio a conocer, en el mismo espacio, que en Francia se conformó un grupo de la sociedad civil denominado "Viva Yasuní" para hacer colectas en favor de la iniciativa, así como ha recibido unas 35.000 firmas de respaldo de ciudadanos alemanes, dijo.

Baki informó recientemente que Ecuador cuenta con 70 millones de dólares en aportes, entre contribuciones reales y ofertas de colaboración, de una meta de 100 millones que fijó el mandatario hasta diciembre de 2011, como condición para continuar o no con la propuesta.