Un equipo de científicos presentó hoy el material sólido más ligero del mundo (100 veces más ligero que la espuma de poliestireno) y para demostrarlo difundieron una imagen en la que se ve una pequeña estructura enrejada metálica apoyada en un esponjoso diente de león.

La "microretícula metálica ultraligera" inventada por científicos de la Universidad de California en Irvine, los Laboratorios HRL y el Instituto de Tecnología de California (Caltech) es descrita en el número de esta semana de la revista Science.

El material está compuesto por pequeños tubos metálicos de níquel-fósforo, con unas paredes de 100 nanómetros, entrelazados en diagonal en una red en la que les separa muy poco espacio.

El secreto de su ligereza, apuntan los investigadores, es que esta estructura hecha a base de tubos huecos implica que el 99,99 por ciento sea aire.

"El truco consiste en fabricar un entramado de tubos huecos interconectados con un espesor de pared 1.000 veces más finos que un cabello humano", señaló el autor principal, Tobias Shandler, de HRL, en unas declaraciones recogidas en el diario Los Ángeles Times.

Pero el material no sólo es ligero sino también resistente, según demuestran en su investigación.

Para probarlo lo sometieron a estrés térmico, amortiguación acústica, vibración, descarga, electrodos y después de ser comprimido con una alta presión el material se recuperó hasta alcanzar un 98 por ciento de su volumen original. EFE

elv/cpy