El empresario Herman Cain, uno de los contendientes por la candidatura presidencial republicana, volvió a equivocarse sobre Libia al señalar que hay talibanes en el nuevo Gobierno de Trípoli y anunció hoy que cuenta con escoltas del Servicio Secreto de EE.UU.

Cain, representante del movimiento conservador Tea Party, indicó que "hay miembros de los talibanes y Al Qaeda" en el nuevo Gobierno libio, en un nuevo error tras tratar de explicar porqué en una reciente entrevista se quedó en blanco ante una pregunta sobre Libia.

"¿Estoy de acuerdo afirmando que (Muamar el) Gadafi se debería ir? ¿Estoy de acuerdo en que ahora hay un país donde los talibanes y Al Qaeda van a ser parte del nuevo Gobierno?", se preguntó Cain retóricamente en un acto ayer en Florida.

El aspirante republicano criticaba así las continuas preguntas a las que le había sometetido el entrevistador que, a su juicio, eran poco "específicas", e incluyó por error a los talibanes, que actúan en Afganistán, entre los miembros del Gobierno libio.

Cain eludió referirse hoy al error durante una intervención también en Florida en la que confirmó que el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. accedió a proporcionarle escolta federal.

"Estábamos en Nuevo Hampshire y había algunas cosas que, para ser sinceros, nos hacían sentir algo incómodos. Así que estamos contentos de que la petición haya sido aprobada y es una buena noticia porque hacen un gran trabajo", aseguró.

Cain, quien ha llegado a liderar las encuestas de apoyo republicano, ha tenido que enfrentar estas últimas semanas varias acusaciones de abusos sexuales en el pasado y numerosas críticas por sus errores acerca de la política exterior.

Explicó: "queríamos pasar al siguiente nivel (de seguridad) debido a mi situación en las encuestas y el creciente escrutinio adicional que estoy teniendo".

Normalmente, los aspirantes presidenciales no cuentan con protección del Servicio Secreto de EE.UU., aunque en 2007 también Barack Obama recibió de manera excepcional escolta federal durante su campaña presidencial.