El español del Arsenal Mikel Arteta, que hoy contribuyó a que los "gunners" se afianzaran en los primeros puestos de la liga inglesa al ganar al Norwich (1-2) tras un complicado inicio de temporada, señaló que un futbolista debe saber "disfrutar del momento".

El técnico, Arsène Wenger, ha tardado dos meses en recomponer a su equipo después de la marcha de dos de los pilares de su plantilla, el español Cesc Fàbregas y el francés Samir Nasri, pero parece estar comenzando a salir del pozo tras rozar los puestos de descenso en la Premier League.

"Obviamente, dos de los mejores jugadores del equipo se han ido, y no debemos tratar de ser el mismo conjunto que cuando estaban ellos, eso sería un gran error", dijo Arteta en una entrevista con el diario británico "The Independent".

El guipuzcoano llegó a Londres esta temporada tras militar seis años en el Everton con la responsabilidad de convertirse en el recambio de Fàbregas, que había gobernado el centro el campo de los "gunners" las últimas temporadas.

"No tiene sentido compararte con otros jugadores, es imposible. Sencillamente tienes que tratar de desarrollar tu propio juego y tratar de mejorar el equipo con tus aportaciones", señaló el jugador.

Tras quince apariciones con el Arsenal y cuatro goles, el diario británico califica a Arteta como "el mago" del equipo y elogia su integración en el Reino Unido y su dominio del inglés.

Preguntado sobre si le gustaría jugar con la selección absoluta española de Vicente del Bosque, con la que nunca ha debutado, el centrocampista, de 29 años, señala que es uno de sus "sueños".

"No me duele (no jugar con España), pero, naturalmente, me gustaría, porque ahora mismo tenemos a los mejores jugadores de la historia de nuestro país. Sé lo buenos que son y que no puedo hacer nada más de lo que hago, trabajar duro y jugar lo mejor posible" afirmó Arteta.