Representantes de los países de la Alianza Bolivariana para las Américas, ALBA, acordaron buscar países aliados para llevar una posición "común y fuerte" sobre el cambio climático a la próxima cumbre en la Organización de Naciones Unidas en Durban.

Un encuentro de la organización fue inaugurado el jueves en la región oriental de Santa Cruz con la participación de delegados de Cuba, Bolivia, Venezuela, Ecuador y Nicaragua, con el objetivo de garantizar la "aplicación plena, efectiva y sostenida" del Protocolo de Kioto.

El encuentro concluyó el viernes y la ALBA se comprometió a buscar en la reunión de la ONU que los países desarrollados se comprometan a aumentar los recursos que actualmente destinan a la Ayuda Oficial para el Desarrollo, según divulgó la cancillería de Bolivia en un comunicado de prensa el sábado.

Además el bloque rechazó de manera enfática el sistema de mitigación voluntario propuesto por los países desarrollados que amenaza con llevar el planeta a un nivel de calentamiento de más 5 C para el final del siglo.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, se declaró una defensor de la madre tierra incluso se opuso a las medidas que se determinaron en el encuentro el pasado año en Cancún, tras ello Bolivia quedó sola en la objeción y la ONU la aprobó.