Al menos diez personas resultaron heridas hoy cuando un alud arrastró a dos vehículos que transitaban por la carretera entre Cali y el puerto de Buenaventura (suroeste), sobre el Pacífico, debido a las intensas lluvias que dejan casi un centenar de muertos desde septiembre, informaron las autoridades.

El enorme deslizamiento se registró en la madrugada de este sábado en un punto conocido como La Guinea, entre las localidades de Cisneros y Loboguerrero, departamento del Valle del Cauca, precisó a periodistas una fuente de la Policía de Carreteras.

Uno de los vehículos es de servicio público y el otro es particular, precisó la fuente.

Los heridos fueron trasladados a hospitales de Buenaventura y de la localidad de Dagua, mientras en la zona del alud los organismos de socorro y operarios trabajan para restablecer el tráfico que fue cortado.

El gobernador del Valle del Cauca, Rodrigo Zamorano, visitó la zona afectada y confía en que en breve se pueda transitar por la carretera que une a Cali con el mar.

En otras regiones colombianas, las autoridades declararon el estado de alerta roja como en Cundinamarca (centro) ante la salida de cauce en algunos tramos del río Bogotá, y en los departamentos de Santander y Norte de Santander (noreste).

Asimismo, se presentan taponamientos de carreteras en regiones de los departamentos de Caldas, Risaralda y Quindío (centro-oeste) y en Antioquia (noroeste).

El viernes, la Cruz Roja Colombiana (CRC) informó que la cifra de víctimas mortales es de 98 y la de damnificados de más de 325.000 desde septiembre pasado, cuando se inició la segunda temporada de precipitaciones en el país.

El jueves, otro derrumbe de tierras en zona rural de Cajamarca (centro oeste), puso en riesgo a los ocupantes de dos autobuses de servicio público.

Uno de los vehículos, con 17 ocupantes, fue arrastrado por el alud, pero la oportuna acción de voluntarios de la CRC, policías y bomberos locales permitió rescatar a 16 de ellos.

La actual temporada de lluvias ha causado un total de 565 eventos, entre avalanchas, deslizamientos, vendavales, inundaciones y tormentas eléctricas.

Esos fenómenos se han registrado en 343 municipios de 27 de los 32 departamentos de Colombia, según los reportes de la CRC, que indican que los damnificados conforman 78.209 familias.

El país afronta la segunda temporada lluviosa del año, que se ha visto intensificada por la reaparición leve del fenómeno de La Niña (de enfriamiento del océano Pacífico) y que irá hasta las primeras semanas de 2012, según los pronósticos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam, estatal).