Ante un clima errático y la amenaza del derretimiento de glaciares e inundaciones catastróficas, cuatro naciones del Himalaya bosquejan un plan para preservar esa cordillera y ayudar a millones de sus residentes a enfrentar el cambio climático.

Sin embargo, mientras India, Nepal, Bangladesh y Bután comenzaron a trabajar en una nueva política de gestión para los próximos 10 años, otras tres grandes naciones del Himalaya brillan por su ausencia.

Los organizadores han minimizado el hecho de que Pakistán, China y Afganistán no asistirán a la Cumbre Climática del Himalaya, diciendo que la conversaciones del sábado en Timpu, la capital de Bután, se centrarán en proteger ecosistemas, especies en peligro de extinción, bosques y fuentes de agua y comida sólo para la zona oriental de la cordillera.

En cierta medida, la cumbre es la respuesta del Himalaya a una necesidad de acción urgente en medio de una comunidad internacional incapaz de llegar a un acuerdo que limite las emisiones de gases de efecto invernadero, que se cree causan el calentamiento global.

Las próximas negociaciones climáticas de la ONU inician el 28 de noviembre en Durban, Sudáfrica, pero las expectativas son bajas.

En el caso de la Cumbre Climática del Himalaya, la ausencia de tres países clave subraya la dificultad de llegar a un consenso regional sobre la mejor manera de proteger a sus montañas, conocidas como los "tanques de agua de Asia", pues su deshielo normal alimenta los siete ríos más grandes del continente.

Las tensiones regionales en el Himalaya han impedido la cooperación, incluida la investigación básica sobre el bloque de glaciares más grande del mundo fuera de las regiones polares y que representa el 40% del agua dulce del mundo.

"El Himalaya presenta una oportunidad en la que India y China, por ejemplo, podrían realmente trabajar juntas para entender y preservar los glaciares, que son un ecosistema muy importante no sólo para la región, sino para el clima global", dijo el glaciólogo Shakeel Romshoo, director del Departamento de Geología de la Universidad de Cachemira.

___

Siga a Katy Daigle en Twitter en http://twitter.com/katydaigle