Un avión de la aerolínea estadounidense United Airlines con 158 pasajeros a bordo y con destino a Nueva York regresó de emergencia el viernes al aeropuerto de Tocumen después de impactar a un ave durante el despegue, sin que se registraran heridos, informó la compañía aérea.

United informó en un comunicado que su avión, un Boeing 737-900 operado por Continental Airlines, debió retornar a la terminal debido al impacto de un ave contra uno de los motores de la aeronave.

Imágenes del canal 2 de televisión local TVN mostraron el avión cuando tomaba altura con el motor izquierdo aparentemente en llamas.

El avión logró hacer un aterrizaje de emergencia, en que "ningún pasajero o miembro de la tripulación resultaron lastimados", aseguró United-Continental en su comunicado.

Agregó que buscan la manera para que los pasajeros lleguen a su destino final lo más pronto posible.

La Autoridad de Aeronáutica Civil (AAC) informó antes erróneamente que en el avión transportaba a 162 pasajeros y que el vuelo tenía como destino Houston.

Explicó que "aparentemente un ave golpeó una de las turbinas, ocasionando alerta en los sistemas de alarma".

La tripulación del avión alertó sobre el incidente a la torre de control, verificó los sistemas de alerta y procedió a realizar un aterrizaje "sin percance", agregó la AAC.

El percance no interrumpió el tráfico en Tocumen, aseguró.