El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, entregó hoy 250 unidades de nuevos taxis procedentes de la Federación Rusa a cooperativas del transporte selectivo de Managua.

Los vehículos forman parte de una donación de 500 vehículos marca Lada para taxi que Rusia hizo a Nicaragua, explicó el gobernante nicaragüense durante un acto oficial celebrado en la Plaza de la Revolución, en el antiguo centro de Managua.

Ortega, que agradeció a Moscú por esa cooperación, destacó que Rusia también ha donado 520 autobuses para mejorar el transporte colectivo de la capital nicaragüense, de las cuales ya ha entregado 340 nuevas unidades.

El gobierno vende los vehículos donados a las cooperativas, por una cantidad no precisada, que a su vez los traspasa a los conductores.

El mandatario prometió una "renovación total" de la flota de taxis que circula por Managua, así como de los autobuses del transporte público.

Dijo que actualmente circulan 340 autobuses rusos nuevos para el transporte colectivo y otros 120 autobuses procedentes de México.

Según Ortega, a principios del próximo año habrán 870 nuevos autobuses rusos y mexicanos, con lo que se habrá renovado en Managua la actual flota de 855 unidades.

El transporte público de Managua moviliza de 800.000 a un millón de personas al día, según las autoridades.

Asimismo, el gobernante, que fue reelegido para un segundo mandato de cinco años el pasado día 6, anunció que Rusia ya mandó un primer barco a Nicaragua con "miles de toneladas de trigo", como parte de una donación por 100.000 toneladas, por un valor de 35,2 millones de dólares.

En su breve discurso, Ortega destacó la "paz y la estabilidad" que, en comparación a otros países, observó, se vive en Nicaragua.

También dijo que Rusia es uno de los países que lucha por la paz y contra el armamentismo.