Rafael Márquez dijo el viernes que es complicado salir de los Red Bulls de Nueva York para reforzar al Atlas de México en el torneo Clausura de 2012.

El zaguero mexicano, quien debutó profesionalmente con Atlas en 1996, esperaba jugar en México la próxima temporada para ayudar al club de Guadalajara en la lucha contra el descenso.

"Ya no depende de mí, me da tristeza no poder ayudarles y estar ahí", dijo Márquez en una rueda de prensa en Guadalajara. "Quería poner toda mi experiencia para poder salir de donde están, ahora sólo podré hacerlo desde lejos y moralmente".

Atlas, un equipo de gran tradición que no es campeón desde hace 60 años, es penúltimo en la tabla de porcentajes que definen al equipo que pierde la categoría.

"Yo hice lo que pude, pero ya no puedo hacer más. Tanto ellos (Atlas) como yo estábamos en disposición, pero lamentablemente no depende de eso", dijo el defensor de 32 años.

El ex jugador del Barcelona español dijo que los Red Bulls no quisieron transferirlo, pero señaló que su representante hará un último esfuerzo.

"Quizá no todo esté cerrado, ellos siguen en pláticas de las cuales no tengo mucho conocimiento, pero la verdad es que sí lo veo complicado", concluyó.

Márquez jugó tres años en Atlas y luego emigró al Monaco francés, donde jugó cuatro años antes de fichar con el Barcelona.