Los dos mejores equipos de la temporada regular, Chivas y Cruz Azul, buscarán dar el primer paso rumbo a las semifinales del torneo Apertura mexicano cuando visiten el sábado a Querétaro y Morelia respectivamente en los juegos de ida por sus series de cuartos de final.

El Guadalajara, el equipo más ganador en México con sus once cetros, buscará agregar otro a su colección y de paso romper con la tendencia de la liga local en donde el líder general sólo ha sido campeón en cinco ocasiones en 29 torneos desde 1996.

Chivas es uno de los equipos que ya fracasó en coronar un liderato general con un campeonato cuando en el Clausura 2008 no pudo ganarlo luego de ser el mejor en la temporada regular.

"Creo que podremos lograrlo por todo que hemos venido trabajando y lo que hemos aprendido durante estos últimos torneos", dijo el delantero Marco De la Mora, quien fue testigo de esa última eliminación. "Este equipo tiene mucha dinámica, unión y muchas ganas de ser campeón".

Para lograrlo, Chivas tendrá que dar cuenta de unos Gallos Blancos que cerraron fuerte el torneo con tres triunfos de sus últimos cuatro encuentros.

Querétaro, que está jugando la primera fase final de su historia, también tiene en sus filas a varios ex jugadores del "Rebaño Sagrado", que podrían estar motivados por eliminar a su antigua escuadra.

"No creo que tengan ese resentimiento porque aquí se les trató muy bien, nos da gusto que lo estén haciendo muy bien con el Querétaro y los apreciamos", dijo el presidente deportivo de Chivas, Rafael Ortega, sobre sus ex jugadores. "Esta es una situación profesional, tienen que responderle a su equipo".

La Máquina intentará que este sea el torneo donde se acabe una sequía de títulos que se remonta al torneo Invierno 1997 y su primer enfrentamiento en la liguilla tendrá sabor de revancha ante el Morelia, que la temporada pasada acabó con esos sueños en la ronda de semifinales.

Ese partido terminó con una gresca al final del encuentro que derivó en suspensiones de siete partidos para el volante argentino Christian Giménez y el portero Jesús Corona.

"Entendimos que a la cancha se va a jugar, no a pelear. Fue algo que pagamos muy caro y no fue fácil aceptar todas las burlas y todo lo que trajo consigo", recordó el entrenador de los celestes Enrique Meza. "Fuimos avergonzados no sólo por el resultado, sino por el comportamiento".

Para el domingo, el tercer lugar general Tigres visita al Pachuca, y Santos, que fue cuarto, irá a Chiapas para medirse a los Jaguares.

Tigres, que la temporada pasada fue líder general pero cayó en primera ronda, cerró el torneo con dos triunfos consecutivos y se ve en buena forma para pelear por el título.

"Del torneo pasado a este yo creo hemos aprendido y los jugadores saben que deben sacar provecho para no cometer los errores en los próximos encuentros", dijo el entrenador de los Tigres, Ricardo Ferreti.

Los encuentros de vuelta se realizará el siguiente fin de semana.