El presidente ejecutivo de la Premier League inglesa, Richard Scudamore, rechazó hoy la propuesta del presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, de reducir a 16 los equipos que participan en la competición para poder programar encuentros europeos en fin de semana.

"Está bien que haga esta propuesta, pero creo que la hace desde una visión muy barcelonista. Nuestros equipos no tienen intención de jugar partidos europeos en fin de semana", señaló Scudamore, según recoge la cadena británica BBC.

Rosell, que ocupa la vicepresidencia de la Asociación de Clubes Eurpeos (ECA), dijo esta semana que las principales ligas del Continente, incluida la Premier League, deberían reducir su tamaño para potenciar las competiciones internacionales.

"Podríamos ver, por ejemplo, un encuentro entre el Barcelona y el Manchester United un sábado", apuntó Rosell, que subrayó que ese escenario no se podrá dar si los campeonatos nacionales continúan incluyendo a 20 equipos cada uno.

La reducción de las ligas europeas serviría para "liberar fechas" que "no serán para las federaciones nacionales", sino que se podrán utilizar "para que los clubes organicen partidos amistosos o se potencien las competiciones europeas", afirmó Rosell.

"Queremos jugar la Liga de Campeones bajo el paraguas de la UEFA, pero también es necesario que la UEFA escuche nuestras demandas. Queremos una Champions con más equipos", dijo el presidente del FC Barcelona.

Rosell señaló que si la ECA no llega a un acuerdo con el máximo organismo del fútbol europeo, existe la posibilidad de "organizar un campeonato propio".