El fiscal nacional de Chile, Sabas Chahuán, instó al Gobierno chileno a asumir su responsabilidad en el aumento de la delincuencia en el país, después de las críticas que el ministro del Interior ha deslizado a los fiscales y jueces.

"No es bueno actuar como Pilatos en el tema de la delincuencia, hay que asumir las responsabilidades que a cada uno le corresponden", apuntó Chahuán en una entrevista que publica la revista Qué Pasa en su edición de este viernes.

Durante las últimas semanas, el titular chileno de Interior, Rodrigo Hinzpeter, ha reprochado en varias oportunidades el desempeño de los fiscales y jueces de su país porque considera que actúan con excesiva permisividad con los delincuentes.

A las críticas se sumó recientemente la difusión de un informe del Ministerio del Interior, que reveló que los delitos aumentaron en Chile un 10,1 % durante el tercer trimestre de 2011.

El fiscal nacional apeló hoy a las facultades que tiene cada uno de los poderes del Estado y precisó que "la prevención del delito y el orden público no es responsabilidad del Poder Judicial ni de la Fiscalía".

"Se le hace un flaco favor al combate contra la delincuencia si los poderes del Estado aparecen enfrentados. Es importante que cada uno respete la facultad del otro", agregó Chahuán.

La lucha contra la delincuencia es un tema especialmente sensible en Chile y fue uno de los caballos de batalla de Sebastián Piñera durante la campaña electoral de 2009.

Sin embargo, los magros resultados cosechados hasta ahora por las autoridades han motivado las críticas de la oposición contra Hinzpeter, que se ha defendido con mensajes a los fiscales a través de la prensa.

Este jueves, el ministro consideró que en algunas ocasiones el fiscal nacional "no ha planteado con suficiente precisión y claridad la política de persecución criminal", mientras que a principios de semana aseguró que el Gobierno analizará la posibilidad de que los jueces y fiscales sean elegidos por la ciudadanía.

Chahuán, en tanto, consideró poco conveniente que el Gobierno interpele a través de los medios de comunicación a un organismo autónomo como la Fiscalía.

"No creo conveniente que haya dimes y diretes por los medios de comunicación, porque puede generar una sensación en la gente de que no se sabe hacia dónde se va", dijo el fiscal nacional.

Chahuán añadió que las palabras del ministro del Interior se podrían interpretar como "un atentado a la autonomía de otros poderes" del Estado.

En esa línea, el diputado del opositor Partido por la Democracia (PPD) Felipe Harboe aseguró que analizará la posibilidad de presentar una acusación constitucional contra Hinzpeter por violar el respeto a la autonomía de las instituciones del país.

"Yo creo que estamos ante el escenario más grave que hemos vivido desde el retorno a la democracia: tenemos un ministro del Interior que no respeta un principio fundamental, como es la autonomía de las instituciones", dijo Harboe, exsubsecretario del Interior durante el Gobierno de Michelle Bachelet (2006-2010), en declaraciones a Radio Cooperativa.

Harboe consideró que Hinzpeter "ha iniciado una descalificación de distintos poderes del Estado" con el objetivo de "exculparse por la incapacidad que ha tenido en materia de prevención del delito".

"Yo creo de verdad que el ministro del Interior se ha transformado en un problema ya no sólo para el Gobierno, sino para el país, porque está lesionando las instituciones", apuntó el diputado.