La expresidenta, Gloria Macapagal Arroyo, será imputada por fraude electoral en los comicios electorales de 2007, según aprobó hoy la Comisión Electoral filipina (Comelec), indicaron fuentes oficiales.

El presidente de la Comisión, Sixto Brillantes, declaró a la prensa que los miembros de Comelec aprobaron la decisión con cinco votos a favor y dos en contra, presentarán los cargos de manera formal a lo largo del día por supuesta manipulación en los comicios legislativos de 2007.

Su marido, José Miguel Arroyo, que también había sido citado por el comité investigador, ha sido exonerado por falta de pruebas.

La decisión llega el mismo día en que el Tribunal Supremo tiene previsto decidir si fuerza al Gobierno que permita a Arroyo abandonar el país para tratarse de sus problemas de la columna y de la glándula tiroides.

La expresidenta trató de viajar a Singapur el pasado martes pero fue detenida por las autoridades aeroportuarias, ya que está incluida en la lista de personas con riesgo de fuga.

El permiso especial que le concedió el Supremo ese mismo día no sirvió para que el Ejecutivo presidido por Benigno Aquino autorizara su salida.

Según su esposo, la primera parada del viaje será Singapur y después Alemania y España, para consultar a distintos especialistas.

La expresidenta tiene pendientes otros seis casos de corrupción en los tribunales.

Uno de los últimos cargos presentados en su contra corresponde al contrato que firmó en 2007 con la empresa de comunicaciones china ZTE para la creación de una red nacional de internet de alta velocidad y presuntamente sobrevalorado en 200 millones de dólares (148 millones de euros), de los 329 millones (245 millones) del presupuesto total.

Ninguna de las acusaciones de delitos atribuidos a la expresidenta, actualmente diputada, y su esposo han sido probadas en un tribunal de justicia hasta el momento.