Un juez federal autorizó la venta de la Catedral de Cristal a la diócesis del condado de Orange, California, para salvar de la quiebra a la enorme iglesia.

La decisión tomada el jueves por el juez federal de quiebras Robert N. Kwan sucede después de una guerra de ofertas entre la diócesis y la Universidad Chapman del condado de Orange por la propiedad de 16 hectáreas (40 acres). Muchas personas que asisten a este recinto se oponían a la venta por temor de que pudiera representar el fin de su iglesia.

La diócesis pagará 57,5 millones de dólares para utilizar la icónica construcción de Garden Grove construida con 10.000 paneles de cristal, la catedral más famosa del condado.

"Se convertirá en un verdadero centro para nuestra comunidad católica en el condado de Orange, dijo el obispo Tod D. Brown a los reporteros tras la audiencia en el tribunal.

El resultado obligará a los miembros de la congregación de la catedral con problemas financieros a encontrar un nuevo hogar después de tres años, posiblemente en una iglesia católica en la misma calle que la diócesis desocupará.

Pero algunos temen que el ministerio no sobreviva a la decisión mientras los fieles se sienten afligidos después de poner sus corazones y billeteras en el elaborado campus.

En cambio, los creyentes mostraron su apoyo a una propuesta de la Universidad Chapman para ampliar sus servicios de Ciencias de la Salud en ese lugar y posiblemente comenzar una escuela de Medicina, un plan que hubiera dado a la iglesia hasta 59 millones de dólares por seguir utilizando el famoso recinto diseñado por el destacado arquitecto Philip Johnson.