La Confederación General de Trabajadores de Perú (CGTP) anunció hoy que apoyará las manifestaciones que se realicen contra el proyecto minero cuprífero y aurífero Conga si el presidente Ollanta Humala no escucha los reclamos de los pobladores que se oponen a su puesta en marcha.

La CGTP, el mayor gremio sindical del país, que ha sido hasta ahora aliado de Humala, le pidió al gobernante que ordene la realización de un nuevo estudio de impacto ambiental en la zona de influencia del proyecto, en la región norteña de Cajamarca.

"El presidente Humala tiene que escuchar al pueblo de Cajamarca y a las fuerzas vivas del país, sindicales y populares, porque la población tiene más que evidencias de que con el proyecto Conga los recursos hídricos van a escasear y perecer, y Cajamarca tendrá que trasladarse a otros lugares", afirmó el secretario general de la CGTP, Mario Huamán.

Humala afirmó el miércoles último que no aceptará presiones para solucionar los conflictos entre las mineras y las comunidades, tras lo cual también dijo que respetará los compromisos firmados por el Estado y que propiciará el diálogo.

"El gobierno no aceptará ultimátums de nadie, pero sí nos encontramos con disposición de diálogo, con transparencia y humildad para tratar las dudas de las comunidades", señaló el mandatario.

En las últimas semanas, en diversos puntos del interior del país miles de pobladores desataron protestas en contra de proyectos mineros que supuestamente afectan sus reservas de agua y contaminan el medioambiente.

En el caso de Cajamarca, unos 14.000 pobladores protestaron contra el proyecto Conga, de la empresa Yanacocha, la más grande minera de oro de Suramérica, que tiene entre sus planes drenar cuatro lagunas para la explotación de oro y cobre.

También manifestó que creará un fondo de garantía a largo plazo para eventuales deterioros del medioambiente y un autoridad que siga, controle y fiscalice los estudios de impacto ambiental; además, promoverá mesas de diálogo en torno al tema del agua.

El gobernante aseguró, asimismo, que no hay que escoger entre el oro y el agua si es que se pueden obtener los dos con el apoyo del Estado y de las empresas privadas.

Esta última posición de Humala fue rechazada por el secretario general de la CGTP, quien afirmó hoy que "esa dicotomía de que el agua y el oro pueden ir juntos, no es tan cierta".

Huamán indicó que en los estudios previos que realizan las compañías multinacionales "muchas veces no se respetan los estándares internacionales, de respeto al medio ambiente, al agua, a las comunidades y a los derechos laborales".

Anunció, en ese sentido, que su gremio apoyará las protestas que han anunciado las autoridades y los pobladores de Cajamarca para oponerse al proyecto Conga.

"No hablamos de un levantamiento popular, sino de que el presidente no puede tomar partido, el pueblo dice que los recursos van a escasear y que la agricultura va colapsar, y él debe escucharlos", remarcó.