La FIFA suspendió el viernes a otros seis dirigentes del fútbol caribeño por participar en un presunto esquema de corrupción que involucra a Mohamed bin Hammam, ex candidato a la presidencia del organismo.

Entre los dirigentes suspendidos está Patrick John, ex primer ministro de Dominica, al que se le prohibió participar en cualquier actividad vinculada con el fútbol durante dos años y fue multado con 3.000 francos suizos (3.300 dólares), informó el organismo rector del fútbol mundial.

Vincent Cassell, presidente de la Asociación de Fútbol de Montserrat, fue suspendido 60 días por el comité de ética de la FIFA. Otros cuatro funcionarios recibieron sanciones que van desde siete hasta 45 días.

Gordon Derrick de Antigua y Barbuda sólo recibió una reprimenda, por lo que puede ser candidato en los próximos comicios para elegir al presidente de la Unión Caribeña de Fútbol (UCF).

La FIFA informó que descartó los cargos contra otros tres funcionarios que renunciaron al fútbol. Los casos contra dos más fueron archivados.

Los dirigentes alegadamente recibieron ofertas o aceptaron pagos por 40.000 dólares en efectivo durante una reunión con Bin Hammam en mayo en Trinidad y Tobago, a cambio de votar por el candidato qatarí en las elecciones presidenciales contra el líder de la FIFA Joseph Blatter.

Bin Hammam retiró su candidatura cuando detonó el escándalo y luego fue suspendido de por vida por el comité de ética de la FIFA. El líder de la Confederación Asiática de Fútbol prometió apelar su castigo ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo.

La FIFA ha suspendido a 11 dirigentes del fútbol caribeño y dos miembros de la UCF por el escándalo de corrupción.

Otros cuatro dirigentes recibieron reprimendas y cinco recibieron advertencias.

Seis dirigentes, incluyendo al ex presidente de la CONCACAF Jack Warner, evadieron castigos al renunciar a sus cargos.