El año de Novak Djokovic podría culminar con otro récord del eterno Roger Federer.

Un triunfo en la Copa Masters que comienza el domingo en Londres le daría a Federer su sexto título del torneo que clausura la temporada, para quebrar el récord que comparte con Ivan Lendl y Pete Sampras.

"Es una motivación", dijo el suizo el viernes, antes del campeonato en el que compiten los ocho mejores del ranking mundial. "Es increíble conseguir estos logros extraordinarios, y sin duda es una motivación adicional tratar de empatarlos o hacer algo que ellos hicieron".

"Es fabuloso formar parte de un grupo tan exclusivo, de algo tan inusual".

Djokovic tiene una lesión en el hombro que le dio un sabor agridulce a la recta final de una temporada para la historia, en la que ganó 69 de sus 73 partidos y sumó 10 títulos, incluyendo tres Grand Slams.

En cambio, Federer, el mayor de los ocho participantes con sus 30 años, está en perfectas condiciones físicas y viene de conquistar el torneo de Basilea y el Masters de París en semanas consecutivas. Esos fueron los primeros títulos del suizo desde enero, en un año en el que cayó hasta el cuarto puesto del ranking mundial.

Federer quedó en el mismo grupo que el francés Jo-Wilfried Tsonga, el estadounidense Mardy Fish y el español Rafael Nadal, a quien superó en la final de 2010.

"Es muy especial, siempre disfruto jugar contra Rafa", comentó Federer. "Está de más decir que disfruté ese partido (la final), pero también disfruté los partidos que perdí, como las finales de Wimbledon, las finales de Roma. Hemos tenido algunas batallas épicas y estoy contento porque estamos juntos aquí".

Federer debuta el domingo en su séptimo partido del año contra Tsonga, quien lo eliminó en los cuartos de final en Wimbledon.

"Puede ganar un partido con su potencia", señaló Federer, que venció a Tsonga en la final en París.

El favorito Djokovic debuta el lunes contra el checo Tomas Berdych. Ese mismo día, el británico Andy Murray enfrenta al español David Ferrer en el otro duelo por el Grupo A.

En el otro partido del Grupo B, Nadal juega por primera vez desde mediados de octubre y enfrenta a Fish, quien se clasificó al torneo por primera vez.

El español, segundo del ranking mundial, se tomó un descanso de cinco semanas "para recuperarme un poco física y mentalmente" tras perder ante Florian Mayer en Shanghai.

Nadal afirmó que no se pasó ese tiempo pensando en cómo derrotar a Djokovic, quien lo venció en seis finales este año y que le arrebató el primer puesto del ranking.

"Toda la vida he trabajado para mí, para mejorar por mí. No trabajo pensando en Novak", señaló. "Novak ha tenido una temporada increíble, es muy difícil igualar ese nivel de tenis, es muy, muy difícil".

"Si mejoro mi nivel, él no va a estar a ese nivel toda su carrera. Los demás también tendrán oportunidades. Djokovic no es mi meta, mi meta es ser un mejor jugador que el año pasado".

Nadal ha ganado tres títulos en 2011 y además tiene pendiente la final de la Copa Davis contra Argentina, por lo que no cree que el año ha sido un fracaso.

"Jugué la final de los tres últimos Grand Slams, y jugué bien toda la temporada. Perdí algunos partidos importantes, pero también gané unos cuantos torneos", sentenció. "No tuve un año perfecto, pero tuve un año muy bueno".