Varios miles de estudiantes marcharon hoy por el populoso centro-oeste de la capital de Venezuela en apoyo a las iniciativas gubernamentales y parlamentarias que buscan el desarme de la población civil.

Bajo el lema "Una sociedad segura y por la paz", estudiantes de colegios de educación primaria y secundaria de Caracas se sumaron en la actividad a los de la recientemente fundada Universidad Experimental de la Seguridad (Unes), que forma a los agentes para la Policía Nacional Bolivariana, también de reciente creación.

La rectora de la Unes, Soraya El Achkar, remarcó a periodistas en la marcha que "la fórmula para erradicar la violencia en el país es la resolución pacífica de conflictos y no por la vía de las armas".

Una comisión especial de la unicameral Asamblea Nacional (Parlamento) y una Comisión Presidencial, ambas integradas, entre otros, por oficialistas y opositores al presidente Hugo Chávez, debaten en la actualidad leyes e impulsan actividades para desarmar a la población civil y definir políticas contra la "cultura de la violencia".

Aunque las estadísticas se elaboran en la actualidad, diversas fuentes estiman que existen entre 10 y 15 millones de armas de fuego en poder de civiles en Venezuela, país de 30 millones de habitantes donde el 98 % de los homicidios involucra un arma de fuego.

En Venezuela es necesario un permiso para la adquisición y el porte de armas, pero la falta de control, admitida por las autoridades, y la corrupción facilitan incluso el desvío al hampa de armas de los cuerpos de seguridad.

Chávez reconoció a inicios de año que la delincuencia dejó 155.000 muertos durante los últimos diez años y su ministro del Interior, Tareck El Aissami, que la tasa de homicidios de 48 por cada 100.000 habitantes está "por encima de la media de América Latina".

El 63 % de la media anual de 15.500 asesinados recibió más de 5 impactos de bala, según estadísticas oficiales.

El secretario ejecutivo de la Comisión Presidencial para el Control de Armas, Municiones y Desarme, Pablo Fernández, anunció a su vez que "este tipo de marchas se realizarán en todo el país para llevar este mensaje de paz a todas las calles de Venezuela".

"Esta marcha le está diciendo a todo el mundo que no le tenemos miedo a la violencia y que la vamos a derrotar con paz, creatividad, amor, diálogo, convivencia y con la recuperación de espacios para la población, que trata de sumar voluntades en pro de la paz", añadió.